¿qué es un guía de turismo ecuestre?
(mariano puente)

¿Qué es un Guía de Turismo Ecuestre?

Lista de artículos publicados

 

El caballo, hasta no hace mucho, fue un elemento clave en la economía de los pueblos e un instrumento militar fundamental en todas las guerras.

Hoy en día, en la denominada sociedad del oció, el caballo se emplea para el deporte o el entretenimiento, lo que ha evitado su desaparición como ha ocurrido con otros animales de trabajo que han sido sustituidos por los vehículos a motor.

El Turismo ecuestre una actividad a caballo (nunca mejor dicho) entre el deporte hípico y contacto con la naturaleza,

No es simplemente un deporte hípico va más lejos por ser una actividad que se realiza en contacto con el medio natural y rural, y en la que intervienen elementos culturales, paisajisticos y por que no, gastronómicos. Es otra manera de conocer nuevos lugares a lomos de un bello animal como es el caballo.

Esta actividad es realizada por los Guías de Turismo Ecuestre, que son los encargados de conducir y acompañar a los jinetes en las distintas rutas.

¿CÓMO DEBE SER UN GUÍA DE TURISMO ECUESTRE? ¿QUÉ CONOCIMIENTOS DEBE TENER?

El guía de Turismo ecuestre debe tener una formación polifacética, por una parte tiene que tener los conocimientos de cualquier guía de Montaña o rural, y además los específicos relacionados con el caballo.

Como guía debe saber orientación, debe ser capaz de manejar con soltura la cartografía de la zona, saber marcar un rumbo, y sobre todo orientarse tanto con los instrumentos adecuados y como con los signos naturales (Sol, Luna, accidentes geográficos. etc).

Debe tener unas mínimas nociones de meteorología, conociendo los distintos tipos de nubes y los símbolos meteorológicos para de esta manera poder anticiparse a los posibles cambios de tiempo que se puedan producir corto plazo. Sobre todo intuir una tormenta eléctrica y actuar en consecuencia evitando sustos con los relámpagos.

El turismo ecuestre puede implicar cierto riesgo y a menudo tiene lugar en lugares apartados, razones suficientes para que el Guía deba conocer los métodos y las técnicas de primeros auxilios, debe saber desde curar una simple herida, detener una hemorragia, hasta, en el peor de los casos, realizar una R.C.P (Reanimación Cardio Pulmonar). Una pronta actuación, y con conocimiento puede evitar que las lesiones del jinete se compliquen e incluso puede salvar una vida.

Estos conocimientos componen su faceta de guía, pero en esta actividad interviene un elemento muy importante que es el caballo. Es por ello que el guía debe dominar además una serie técnicas y conocimientos relacionados con el equino.

Esta actividad se realiza a lomos de un caballo, por lo que es lógico pensar que el guía debe conocer las técnicas de equitación. No es necesario que sea un experto en doma o en salto, pero si debe dominar los tres aires básicos (paso, trote y galope), debe saber usar las ayudas, tanto las naturales como las artificiales o auxiliares, tener un buen asiento. Debe manejarse con soltura en campo abierto y poder superar cualquier obstáculo que les pueda surgir en el camino, como un río, una cancela..etc.

Debe ser capaz de identificar todos los elementos de la anatomía del caballo, tanto interna como externa. Es decir, los distintos grupos musculares y el esqueleto del caballo, relacionado con su estructura y su función. Situar los distintos órganos internos del caballo (Aparato digestivo, Pulmonar, respiratorio...) y conocer su funcionamiento.

Un elemento muy importante en esta parte denominada Hipología, es el conocimiento de la conformación ideal de un caballo, sobre todo la especifica para uno de marcha o paseo.

¿Cuantas veces nos ha ocurrido que al salir al campo se nos cae una herradura?; pues imagínese el lector que en lugar de salir un rato vamos a estar con un grupo de jinetes un día o varios fuera y tal vez a mucha distancia de la población más cercana. Es por esto por lo que el guía, además de llevar el material necesario, debe saber como poner unos clavos o cambiar una herradura en caso necesario. Debe tener unos conocimientos básicos de Herraje
Lo mismo nos ocurre con el equipo, pues en cualquier momento se puede romper una rienda, una acción o incluso la montura. Por eso tiene ser capaz de poderlo reparar para poder seguir nuestra marcha hasta un lugar donde podemos cambiar la parte estropeada. Para ello serán imprescindibles unas nociones básicas de Guarnicionería. Siempre recordare un día, haciendo una ruta por la Sierra de Madrid, un jinete ató el caballo de las riendas a una rama. Cuando nos quisimos dar cuenta había roto la testera(elemento de la cabezada) de un tirón. Gracias a un viejo cinturón de cuero, aguja e hilo, pudimos recomponer la cabezada hasta llegar al pueblo de Valsain donde la sustituimos

Al igual que para los humanos, debe conocer las técnicas y métodos de Primeros Auxilios del Caballo. Debe conocer los mecanismos necesarios para hacer una primera cura a un caballo, reconocer las distintas lesiones típicas que se pueden producir a lo largo de una ruta y muy importante, saber vendar la zona lesionada hasta que podamos acudir a un veterinario.

Al igual que con las personas un buena y pronta actuación puede evitar que la lesión se agrave o se complique.

Otro elemento muy importante es el manejo y cuidado del caballo y cuadras. La función del guía no se debe resumir al tiempo que estamos de marcha, sino que abarca el antes y el después. Debe preocuparse del mantenimiento y cuidados del caballo y de todo el material.

Para ello debe conocer todos los procedimientos y herramientas necesarios que garanticen un buen estado de las cuadras y sobre todo del caballo. No es suficiente conque tenga agua y comida, hay saber cuando y como hay que cepillarle o en algunos casos esquilarle, cuando y como usar vendas de descanso, conocer los distintos tipos de protectores y su función, que tipos de mantas existen y en que casos se usan...etc.

Sobre todo el guía debe saber los principios generales de la alimentación de un caballo. Que tipo de piensos, forrajes, complementos o cereales existen, cuales son sus características nutritivas en cada caso, las necesidades alimenticias del caballo en función del trabajo, siendo clave saber como alimentar a un caballo antes y después de una ruta.

Por ultimo, y no menos importante, algo especifico del guía, a diferencia de otras modalidades ecuestres, es la Organización de la Marchas. La organización será diferente si es de un día o de dos, si pernocta en el campo o en un hotel, si llevamos coche de apoyo o no, si los caballos va a dormir en cuadra o en un prado, si los caballos son propios o no, ..etc. Al diseñar la excursión debe pensar en donde abrevarán los caballos y se refrescarán los jinetes.

El guía debe tener en cuenta todos estos elementos a la hora de elegir la ruta, sobre todo para decidir el material necesario para la marcha, no es lo mismo si hacemos vivac, que si dormimos en un cómodo hotel. Existen una serie de elementos imprescindibles que nunca deben faltar en las alforjas, independientemente que estemos tres horas como tres dias, como puede ser el botiquín de primeros auxilios (para nosotros y para el caballo), las herramientas básicas para cambiar una herradura o coser una rienda y la documentación necesaria.

El equipo que llevemos es importantisimo, nunca debe faltar, como mínimo, un gorro o casco, unas gafas de sol, y ropa de agua. Como dice un buen amigo, no hay mal tiempo sino mal equipo.

Además de todos estos conocimientos que se le deben de exigir a un buen Guía de Turismo Ecuestre, existen otros innatos, que no se enseñan en ninguna parte como son un gran sentido de la responsabilidad, un alto grado de sensatez ya que parte del éxito y del buen fin de la marcha está en sus manos. También debe ser capaz de transmitir el amor hacia nuestro amigo y compañero el caballo y hacia el entorno natural, enseñándonos conocer y respetar de todo lo que la madre naturaleza nos ofrece, y a disfrutar de ese maravilloso binomio que forma el caballo y la naturaleza.

 

Por Mariano Puente Uslé
Publicado en la revista Trofeo Caballo